Con la perspectiva que da el contar más de 36 inviernos se advierte la necesidad de reconocer que muchas carencias y necesidades espirituales han sido construidas en la niñez más tierna. Todo lo que alguna vez resultaba ser una sensación remota adquiere el sentido que entrega la perspectiva del tiempo  y modifica la percepción que se tiene del Yo, del Ego, del Ombligo presente. Pretender soslayar esta certeza es inoficioso, el muro que has construido se encuentra hecho de granito, y cobra mayor dramatismo el saber que otros intentaron derribarlo sin mayores resultados, nada resulta más deprimente que comprobar que pasarán otras 3 décadas para confirmar que aquel muro construido desde tus primeros años está hecho sin contrapesos ni precariedades y sólo puedes derribarlo en otro tiempo, con otras experiencias, con otras geografías, o sin todas ellas al fin, pero desde una realidad completamente nueva, tal vez menos intencionada pero nueva al fin. El film da cuenta de la miserable condición del ser humano común, sin mayores recursos, con escaso talento, que ha debido recorrer un camino preestablecido por su madre, sus parejas, la escuela, el gobierno, la vida misma. No aparece directamente la economía, la iglesia, las geografías, ni los (anti) valores pero son el ‘complemento que confirma la regla’, el muro se construye a sí mismo porque está construido desde la concepción original. Deprimente y egocéntrica secuencia de traumas infanto-juveniles nos cerciorizan del destino inapelable que nos deviene. Egocéntricas son todas las experiencias allí puestas, le ocurrieron a Roger en su niñez cuando su ex imperio británico defendió su soberano capitalismo del ataque nazi a punta de sangre, sudor y lágrimas. En este lado del mundo fueron otros los ladrillos usados para construir los muros, a fin de cuentas el muro es el mismo pero separando y limitando sueños de diferente calibre y color. El propósito del film no es otro que recordarnos la justa medida que nos cabe a los seres humanos en este mundo: la de un ser pensante que convierte su máxima capacidad en gusanos tirados a la basura por todos los albañiles de la desesperanza y la monserga del camino correcto y las obligaciones de la vida;  las miserias humanas reflejan un devenir histórico aplastante que subyuga, limita, detiene y confirma que todo lo que haces, incluso el ocio mal servido, no cuentan para ser ni sentir que la vida tiene sentido. ¿Qué metáfora mejor lograda que la de la carne molida hecha de niños? ¿O el ‘maestro’ segando talentos? ¿O la estupidez de la guerra? ¿O el delirio nazi con razas superiores? ¿O la justicia representada en un culo dentado? La música induce a escarbar además en el subconsciente para confirmar con sus letras  decadentes que el camino es pesado y difícil. ‘Esto te ayudará a seguir con el show’, ‘Por qué corrimos en busca de regugio’, ‘y los gusanos le comían el cerebro’…Todo apunta a la corrosión y la aceptación de que no hay mucho que hacer más que romper el muro a suicidas cabezazos. No tienes más que escarbar… y divididos caeremos.

Begotten

Publicado: agosto 31, 2011 en General

Como simple espectador y empatizando con el ‘talento’ de construir films perturbadores, retorcidos y llenos de simbolismos alojados en nuestro subconsciente,  Begotten es un digno representante de una obra escabrosa e infinitamente secuenciada  por imagenes sacadas de lo especialmente grosero e incorrecto. Tomando en cuenta que la obscenidad y el mal gusto se encuentran en el ojo del espectador, es posible reconocer diversos, profundos y escondidos imaginarios construidos en cada experiencia sensorial que ralle en lo extraño o perverso, el claroscuro se impone como marca indeleble de lo oculto y subnormal -todo lo oculto y relegado a los rincones de nuestro mente y espíritu tiene esa tonalidad- y no resulta casual reconocer su increible vivacidad  ‘coloreada’  por recuerdos de experiencias vividas o soñadas, pesadillas reconocidas en el shock  presenciado o vivenciado, más que nada aterra que tal como en la tortura política o ideológica, cualquiera puede experimentar la experiencia como víctima o victimario, en absoluta igualdad de condiciones la aproximación al pesadillesco mundo exhibido por Begotten se reafirma con la explicación final , en los créditos: un Dios autoflagelante quse inmola pariendo su mayor obra, la madre tierra, y su hijo concebido en una fecunda y voluptuosa vulva antiestética, hijo que sufre cada segundo , completamente engendrado para ese fin, escasa humanidad, nula empatía, un muerto en vida, ejecutado por el seres comunes y extrañamente conscientes de su rol-son ángeles? semidioses?- es un panteón digno de pleitesía: no dudan, ejecutan la obra con la seguridad haber recibido un mandato divino, no cejan en su tarea, son los verdadaeros protagonistas, con el cosmos regresivo, en clara metáfora de un tiempo inexistente negado por la creación sin más; imposible observar cada escena sin empatizar con una extraña sensación de deber cumplido, hecho que queda confirmado al final del film cuando se engendra la vida que sí reconocemos como tal. Todo el simbolismo perverso de la narración queda reducido a aquel final formidable ya no pesadillesco, sino fundacional, el Génesis concebido desde una protocivilización magnificamente’engendrada’ por el Dios pariendo a su imagen y semejanza. La belleza simbólica de la germinación, en el contraste con todo lo antes observado, nos anula la utopía de creer que el mundo es bello y generoso, no lo es porque la humanidad es abominable y tiene una misión: destruirlo todo para construir una y otra vez, de manera incesante, cíclica y repetitiva.

“Consumado es!”

We Txipantu

Publicado: junio 29, 2009 en General

Comienza la cuenta regresiva y todo se pone un poco más vertiginoso: fechas y compromisos, acuerdos y proyectos, nada es igual después del 30 de junio. Todo lo que estaba postergado cobra relevancia y sugiere agilizar el ritmo de trabajo, justamente cuando debiese ser todo lo contrario: las culturas originarias de este hemisferio y su cosmogonía nos refieren el comienzo del año justamente cuando comienza la estación invernal. ¡Qué más iniciático y fundacional -anualmente hablando- que el comienzo del invierno! en el momento exacto en que la naturaleza se nos muestra cerrando un ciclo y comenzando todo de nuevo:  las hojas del otoño han caido a la tierra húmeda y fresca para comenzar a germinar otra vez, el agua debe mejorar las condiciones de germinación y es la lluvia la que cimple con esta tarea primordial

Genocidio Ona

Publicado: abril 22, 2008 en General

 La película ‘Tierra del Fuego’ del cineasta chileno Miguel Littin, nos muestra una realidad veraz y concreta del trato dado por el hombre blanco a  los pueblos originarios de las tierras más australes de Chile. En aquellas inhóspitas tierras subsistían con relativa seguridad y buen vivir los indios de Tierra del Fuego, hasta la llegada de los primeros europeos que se aventuran en esa zona movidos por la codicia, la sed de poder y la necesidad de conquistar nuevos territorios. A fines del siglo XIX los europeos se encuentran en una fase de ampliación del capitalismo como ideología dominante, la que se plasma en los procesos  Colonialistas e Imperialistas. Europeos de muchas nacionalidades se vuelcan hacia el mundo aún no explorado buscando fuentes de riqueza que les permitan ampliar sus ganancias originales o cumplir con sus sueños de crear un reino personal o en nombre de algún regente de su país de origen. Ésta forma de entender el mundo contrasta de forma radical con el pensamiento indígena : original, naturalista, apegado a los ciclos naturales de la vida en la tierra en donde el hombre es un componente más de todo el universo, no el más importante.  La visión europea encierra un etnocentrismo recalcitrante que está reafirmado por su superioridad técnica en el uso de armas de fuego, del caballo y de las ideas del progreso decimonónico puestas en práctica en crear nuevas factorías. Llama la atención la diversidad de nacionalidades involucradas en la aventura de extraer oro en esas latitudes : rumanos, austriacos, alemanes, gallegos, italianos, vascos, ingleses, etc. una verdadera torre de Babel cuyo propósito no es otro que conseguir riquezas, a falta de subir en la escala social como loos Conquistadores del XVI la sed de poder y de codicia son más que suficientes para .-.

..

Conversaciones sin terminar, frases oídas tras las paredes, desvaríos, ironías, comentarios de pasillo, conclusiones mal extraídas, imponen el rumor por sobre la opinión. Luego se da paso a las más bajas conductas: soplonaje, intenciones ocultas, traiciones varias, desde el colega camarada hasta el imberbe traidor, resultado: una secuencia infeliz anunciada intimamente por la intuición y la experiencia, desarrollada por seres humanos imperfectos cual más en su propia condición de tal. El temor surge al comprobar que las caretas y los dobles The Queendiscursos están mucho más cerca y presentes de lo que parece; sin buscar demasiado surgen generosas las envidias, el actuar sobre seguro, el mal pensar -que demuestra la propia intención de quien piensa-, etc. y todo bajo una apariencia de bondad, honorabilidad, solidaridad y nobleza, cuando te das cuenta nada, o muy poco, es lo que tenías a la vista. Como un holograma, la parte es el todo y se reproduce de la misma forma cuando se observa el marco general y se comprueba que también está lleno de dobles estándares y discursos comprometidos con mesianismos orientales pero que finalmente desconocen todo aquello que dicen defender: solidaridad, integración, fe, dialéctica, equidad, igualdad, etc., resolviendo de la manera más superficial y menos profunda que existe: la exclusión; en pocas palabras se asiste a una verdadera comedia saltimbanqui cuyos hilos están dirigidos desde la cómoda y privilegiada posición del poderoso, asistida por los zalameros podridos de obsecuencia y rasgos mediocres, calculadora en mano defienden sus pequeñas cuotas de poder y acomodación, necesarias para reservar el beneficio propio, claramente queriendo conservar un pequeño pedazo de felicidad tan cara a la condición humana materialista e inmediata de la posmodernidad. Contradicción: aunque todo apunte a un mundo posmoderno, todo se desarrolla desde una postura moderna -con el holismo como snob paradigma- pero en la práctica se decide de forma premoderna, casi feudal, con la sólida presencia de quien ejerce el poder sobre poderosas bases heredadas de la forjadora aristocracia inmigrante del XIX en el sur de Chile, previa “pacificación de la araucanía” (siempre el progreso nacional ha estado asociado a extorsiones, crímen y despojo), cualquiera con tamaño regalo surge desde el lodo . Y en esta postura moderna refuerza la idea de resolver los problemas sociales desde una posición mezquina en extremo autocomplaciente, de estar en paz consigo mismo y con el mundo injusto que le tocó vivir, de dotar a los niños pobres de un par de herramientas para que no sigan comiendo mierda: eso se llama asistencialismo y del más barato pues no busca ni tan solo un segundo resolver el problema de fondo. A su vez el orgullo y su amiga la vanidad enfatizan la necesidad del poderoso de adoración, pleitesía, reverencia, reconocimiento, ‘oh querida chusma’, y la guinda de la torta: el capricho que construye castillos en el aire: que el delfinario, que una escuela “pa’ los niños pobres guachi”, juntos pero no revueltos y que finalmente, ante la irreverencia o la simple indiferencia, resuelven ‘en consecuencia’. El holismo -comprenderan el significado de la palabra?- pregonado a los ocho vientos se piensa y practica como el cura Gatica apenas dentro de un pequeñísimo circulo, realmente miserable y mezquino que no entiende y no respeta -o no quiere hacerlo- las realidades independientes y finalmente las rechaza. Eso definitivamente no es para nada holístico, es sectario. El maquillaje para presentarse al miss universe y responder de memoria las preguntas que le hará Bob Barker, es el último ‘Holistic’ de Agatha Ruiz de la Prada, incluso el mismo anfitrión -pobrecita ella que nada sabe- le soplará las respuestas tal como le ocurrió a ‘nuestra’ diva hoy caida en desgracia. Mientras más arriba llegó, el porrazo fue más fuerte. La sugerencia está en ser más moderno que todos los barbudos revolucionarios-evolucionarios de ayer y hoy, más que las señoritas Chile pretensiosamente emprendedoras de su propio ego y aprovechar las circunstancias mediáticas que ofrece la globalización. La aclanada familia agroecológica tiene fecha de vencimiento cuando alguien abra los ojos y actúe en valiente consecuencia.
Vayan estos hermosos versos de Benedetti para todos y cada uno de sus miembros
 NO TE SALVES
.
No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca.
No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer lo párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.
.
Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el jubilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces 
no te quedes conmigo

Vértigo

Publicado: octubre 28, 2007 en Opiniones

Vértigo 

El origen de ésta weblog está en la negativa de asistir a una reunión tradicionalmente lúdica, con agradable compañía en el pueblito de Las Condes, Santiago de Chile, en este mes de octubre a sólo 64 días de despedir 2007 y comenzar un nuevo año con ideas para compartir con TODO el universo digital. Desde meridianas latitudes, usando el cyberespacio para aproximarse a la inmensidad de la frase que bautiza a esta weblog, vértigo es la palabra que resume este momento…

La Rebelión de Lope de Aguirre

Publicado: octubre 28, 2007 en General

lope_de_aguirre.jpg

Estoy por finalizar la novela “La aventura equinoccial de Lope de Aguirre” del autor español Ramón J. Sender, del cual desconocía su existencia. Dice en las solapas del libro que recibió el Premio nacional de Literatura en su país natal y luego el premio Planeta; su prosa, aunque entrecortada y descriptiva cautiva porque consigue un relato eficaz y útil para quienes nos interesamos por los detalles y el tono de época más que por el estilo literario. Sin embargo, lo importante no es el autor del libro sino el protagonista del mismo, oscuro personaje conocido en lugares de América como El Loco o El traidor . Su retorcida y paranoide personalidad, sumada a su aspecto muy poco agraciado: cojo y cejijunto y rengo además, bajo de estatura y de mirada cavilosa e intrigante, ataviado en el infernal calor del paralelo cero con su uniforme de combate, que dormía apenas dos horas diarias, tarea que incluso hacía de pie o sentado y que, por último, justificaba odiosidades con argumentos tan rebuscados como ridículos, le entregaron una triste fama de tirano y maldito. Claro que, como a todo hombre, “por sus hechos lo conoceréis”, y en eso Aguirre puso todo su espíritu para ser hoy una oscura leyenda de las peores de la Historia de América.  Como todos, o gran parte de los conquistadores venidos a América, su propósito fue conseguir por estos lares lo que jamás podría haber obtenido en Europa: gloria, riqueza y “fama de sí”, lo que le permitiría en un futuro medianoplacista el retorno al terruño y el ejercicio de su nueva condición social, cosa que al parecer era un anhelo fantástico antes que una realidad concreta, para muestra un botón : Cortés que consiguió doblegar un imperio enorme y que de forma categórica consiguió todo lo que quiso pasó sus últimos años en España mirado en menos por quienes  debían idolatrarlo. Las circunstancias en que Aguirre desenvuelve su rebelión es  la zona tórrida de la amazonía peruana y brasilera, que entrega un escenario infernal para las fechorías del mundo “civilizado”, desembarcando finalmente con sus huestes en la Isla Margarita, conocida popularmente -creo- como Isla Traición, en el Caribe Venezolano, después de asesinar -o mandar a-  una centena de hombres por las más curiosas razones que el cuerdo consideraría baladí, pero que para la retorcida mente de Aguirre tenían un propósito sedicioso: un paisano tímido y generoso, Iturriaga, que se reunía con los españoles más empobrecidos debía ser un traidor pues eso es actuar sedicioso, por comentar un Capitán que no era sano para los propósitos de los marañones -nombre dado por Aguirre a sus huestes- matar a diestra y siniestra a cualquier sospechoso de sedición , se consideraba ya un nuevo sospechoso y futuro cadáver.

Sorprende saber de los propósitos y métodos de tipos como Lope de Aguirre, y la bibliografía existente sobre este personaje invita a saborear los bajos instintos de caulquier mortal. Tarea pendiente: Uslar Pietri, “El Camino del Dorado” … 

Señalado por Bolivar, trescientos años después, como el primer acto emancipatorio de la tutela regia castellana, les dejo un breve pero potente fragmento de su declaración de rebeldía contra el soberano Felipe II:

“Reniego de los servicios hechos al rey de Castilla por mis padres y mis abuelos,

Reniego de los servicios hechos antes de salir de España al infame rey de Castilla,

Reniego tercera vez contra los servicios que de obra hice en el camino de Indias y en Indias mismas al rey follón de Castilla Felipe II,

Reniego de mi naturaleza de súbdito del imperio de Felipe II,

Reniego de mi nombre de español y me halago con llamarme marañón y peruano y todo pra mejor descartarme de la servidumbre al rey malsín Felipe II,

Reniego de un rey y de unos ministros que en el nombre de Dios hacen el servicio de Satanás en España y en las Indias,

Reniego de Felipe II por injusto, mal aconsejado, criminal y ladrón…”